11 septiembre 2011

La sentencia de los lunes.



Plantón de última hora un sábado. Necesito salir, mi último fin de semana, mi última fiesta del verano y mi primera de soltera… Era la oportunidad perfecta y casi acabando la semana de la misma forma como la empecé, podría catalogarla como, "catástrofe". Maquillada hasta los topes, iluminador, laca, horas de secador, tacones, lentejuelas y ropa de medidas reducidas al fin acabo sentada frente al ordenador y contemplando la luna llena de media noche que se deja ver por la ventana.
De fondo parece sonar Bruno Mars “Talking to the Moon” que paradoja, me encuentro sola, decepcionada con el amor, plantada por la amistad y aconsejada por un tal Mr. Mars.  Un lunes prometedor anunciaba una semana agotadora, pero a la vez, el fin de una relación de casi dos años y medio. Durante la semana entre tantas idas y venidas, falta de tiempo y estrés no noté el dolor de un corazón roto, ha sido hoy, después de un plantón en toda regla y de unos minutos a solas frente al ordenador, sin saber qué hacer, el pensamiento del recuerdo aparece. Solo queda esperar a un nuevo lunes, el que sentencia si el resto de tus seis días serán buenos o tendrás que arrastrar algún roto corazón. De mientras, esperando mi sentencia escucho a Mr. Mars que dice algo así como: “Hablando conmigo mismo, soy un tonto que se sienta solo hablar con la luna”.

3 comentarios:

  1. solo tengo que decirte que es una digna entrada de sex and the city ;9 le veo futuro a este blog no dejes que se lo coman las telarañas porfavor ;)

    ResponderEliminar
  2. Tiene muy buena pinta tu blog, yo he empezado con el mio hoy. Te sigo :)

    ResponderEliminar
  3. No sabes como me identifico con tus palabras... Que emocionante encuentro leer tu blog a partir de ahora! Me ha encantado conocer tu pequeño rincón gracias a tu comentario. Voy a hacer un pequeño regalo en mi nuevo blog! Pasare si quieres. Un beso! R.C
    http://streetfable.blogspot.com

    ResponderEliminar