26 marzo 2012

El encuentro en la escapada

Como dijimos en la anterior publicación, creíamos que seria una semana muy movida y llena de trabajo. Efectivamente, así lo fue. Llegó el viernes y con él, una invitación que no podía ignorar: "Una escapada a la Costa Dorada."
No pude rechazarla y decidí hacer las maletas y huir de todas las obligaciones, dejando en la ciudad más de un dolor de cabeza -sin duda, la mejor elección-. Una bocanada de aire fresco al lado de una amiga incondicional siempre sienta bien, pero en medio de la desconexión y la fiesta, he tenido la oportunidad de adentrarme y conocer dos historias de amor. Esta vez des de el otro lado, des de el punto de vista de dos hombres. 
Cerveza en mano y un meeting en el apartamento con los amigos, me permitieron poder conocer ese lado del amor. He pensado mucho después de aquel encuentro, sobre aquella conversación y sigo haciéndome demasiadas preguntas: ¿lo racional o lo sentimental?¿consciencia o inconsciencia?¿dejarse llevar o atarse a la realidad?


Necesito dormir para poder encontrar algo claro que me ayude a entender el porque vivimos con el sufrimiento de si es o no el amor de mi vida.




























Ana -la mentora de la escapada- y yo.




























No hay comentarios:

Publicar un comentario