06 septiembre 2012

Una vida con muchos vagones

Decidí desaparecer durante todo el verano. Olvidarme de los libros, el trabajo y todo aquello que tuviera que ver con la rutina. En mi viaje veraniego por la despreocupación pase por altos y bajos, momentos en los que el corazón pierde la fe y vaga sin rumbo por la vida. En mi caso, decidí hacerlo por las costas catalanas. 

En una de mis escapadas, en uno de mis viajes con el cercanías descubrí que la vida no era una estación, sino un tren con muchos vagones. La vida pasa y en el camino perdemos a personas que queremos. Al final del verano, yo había perdido a una de esas personas. 
Sentada en el segundo compartimento me dí cuenta de que nunca perdemos a las personas que queremos. Siempre nos acompañan y jamás desaparecen. Únicamente pasan a un vagón diferente. Indistintamente de si nos comunicamos o no con esa gente, ellos están ahí.  Siempre estarán.

Al final del verano creí que había perdido a esa persona que quería pero únicamente hemos cambiado de compartimento. La vida es eso, un tren con muchos vagones y nosotros en ellos, nos movemos  de manera constante según las experiencias.

 Ahora él y yo vivimos en uno diferente...









De vuelta al trabajo y con infinidad de novedad. Pronto asistiremos como invitados a varios compromisos entre ellos la Party Showroom de Accessorize y el Mercadillo Benefico Downtown.



work, rutine,











rutine, rutina, outfit, work

















work, rutina, rutina, outfit
















work, outfit, rutine





















outfit, rutina, rutina













outfit, rutina, rutine














outfit, rutine, rutina















rutine, rutina, outfit












rutine, outfit, rutina











outfit, rutine, rutina













rutine, outfit, rutina













rutina, rutine, outfit














outfit, rutine, rutina



Puedes seguirnos en Facebook:  https://www.facebook.com/cambiaelchic?ref=hl



3 comentarios:

  1. Te olvidas de los cocktails a los que vas a venir conmigo, de hotel en hotel.

    Beso LESEASONNIER.COM

    ResponderEliminar
  2. Esa es la filosofía. Yo también perdí hace unos años un vagón muy importante en mi tren de la vida. Saludos, Amparo http://fanofstylebyamparo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar