02 enero 2013

Por ti, "Gentleman"


Cada 31 de diciembre tengo la misma sensación; no se si sonreír por empezar un año lleno de retos o llorar al recordar aquellas personas que se quedaron en el camino. Hace ya casi dos años que nos dijimos adiós, y es en ese justo momento, cuando todo el mundo se abraza, brinda y celebra la entrada del año, que pienso en ti.  Desde lo más profundo, entre el ruido, te deseo feliz año nuevo.

Aunque esa sufrida costumbre  no cambia, esta vez la celebración fue algo distinta. A pesar de padecer una incapacidad por volver a creer en el amor, el 2012 me ha dado la oportunidad de conocer a hombres con los que he tenido la ocasión de pasar buenos momentos. 
Recordando a cada uno de ellos decidí vestirme el último día del año de "caballero", por dos motivos; En primer lugar,  fue un homenaje a la figura del caballero -ese hombre que te cede el paso, te aguanta la puerta o te piropea con un tono irónico-, sin duda le echo de menos.  En segundo lugar, mi conjunto negro con pajarita dorada iba dedicado a todos los hombres con los que tropecé este año y  que, tontamente no supe apreciar y les deje escapar. 
Porque cada uno de ellos me hizo reír e incluso llorar, creando dentro de mi nuevas sensaciones que ni siquiera yo conocía . Por esos caballeros que me llevaron a lo más alto y apostaron por mi en algún instante de la relación. Fugaz o no, todos tuvieron un momento y un lugar en mi corazón.
Es cierto que, en algunos casos me vea incapaz de no sentir un penetrante arrepentimiento causante de que en mi cabeza se repita una y otra vez la irritante pregunta: ¿Y si...? ¿Y si...? ¿Y si...? 

De cada año aprendemos algo nuevo que nos empuja a mejorar para el siguiente. En mi caso, del 2012 aprendí que; callar un Te quiero por miedo, no es la decisión más acertada. Ignorar a un caballero es una gran equivocación pero, tenerlo y despreciarlo es un error imperdonable y lapidable. 

Por ti, por ese Te quiero que quedó en el aire.
¡Feliz año nuevo caballero



caballero



Caballero

     1. Hombre que se caracteriza por su exquisita distinción, elegancia y comportamiento noble.
     2. Hombre de exquisita elegancia y educación. 






gentleman











gentleman













gentleman




























gentleman


















gentleman





















gentleman















gentleman














gentleman















gentleman
















gentleman

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada