09 enero 2014

La visita de Loewe

Nunca sabes cual será tu mejor día. Te levantas, mientras tomas un café piensas en todo lo que te queda por hacer, lees la prensa para ponerte al día y no quedar mal en las tertulias de la oficina,  te vistes y mientras te das tus últimas brochas de 'blush' pican a la puerta.
No es, ni la mejor hora ni el mejor día para visitas inesperadas, pero quién sabe hace meses que nadie pica -sin cita previa- a la puerta.

Un sobre elegante con una invitación de Loewe será el culpable de cambiar el rumbo al nuevo 2014.


invitacion-loewe

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada